Beneficios de los chiles

El picante puede mejorar la salud de tu corazón

Se ha demostrado que los chiles reducen los efectos del LDL (o “colesterol malo”), que pueden provocar problemas cardíacos. Estudios también demuestran que en las culturas en las que se come mucha comida picante, las tasas de infartos y derrames cerebrales son menores.

Ayuda a la circulación

Los consumidores frecuentes de chile tienen un menor índice de tromboembolias, pues el chile ha demostrado ser capaz de romper coágulos de sangre, aumentar la circulación y bajar la presión arterial.

También estimulan tu metabolismo y te ayudan a perder peso

La capsaicina, un gran componente de los chiles, tiene propiedades termogénicas que pueden estimular tu metabolismo hasta un 8% después de una comida. Este estímulo temporal puede ayudarte a evitar los antojos.

Comer comidas con picante te pone de mejor humor

Libera endorfinas y aumenta los niveles de serotonina. Cuanto más picante, mejor.

Es eficaz contra las enfermedades cutáneas

El chile es buenísimo en el tratamiento de psoriasis, herpes y otras enfermedades de la piel, el cual puede untarse directamente o se puede adquirir con cremas especializadas.

Favorece la cicatrización

Por su elevado contenido de vitamina C, previene enfermedades respiratorias, favorece la cicatrización y el aprovechamiento del hierro.

Alivia la artritis y el reuma

El chile es uno de los componentes de muchas medicinas usadas para el tratamiento de la artritis y el reuma.

Reduce el colesterol

La capsaicina y las capsaicinoides (otras sustancias contenidas en los chiles) contribuyen a la reducción de los niveles de colesterol y bloquean las funciones de un gen que se asocia con el estrechamiento de los vasos sanguíneos en la vejez.