Alitas con salsa de fresa y Chipotle San Marcos

Las verduras para ensaladas no deben congelarse, porque el frío las cocina.
40 min. 4 porciones

Ingredientes:
· 900 gr de alitas de pollo
· 2 cucharaditas de polvo para hornear
· 1 cucharadita de sal
· 200 gr de fresas frescas, cortadas a la mitad
· 1 cucharada vinagre balsámico o de manzana
· 2 dientes de ajo medianos, picados
· ½ cucharadita de jengibre fresco picado
· 2 cucharadas azúcar morena
· 1 Chile Chipotle en Adobo San Marcos, picado, más 1 cucharada de salsa de adobo de la lata.
· ½ cucharadita de cebolla en polvo
· 1/8 a ¼ de cucharadita de pimienta de cayena (según el gusto)
· Caldo de pollo, según sea necesario
· 1 aguacate
· ½ taza de crema agria
· ½ taza de queso azul desmenuzado
· 1 cucharada de jugo fresco de 1 limón
· 1 cucharada de leche
· 1½ cucharadas de semillas de amapola
· Hojas de cilantro frescas, para adornar

Preparación:
1. Rocía aceite en aerosol antiadherente en una parrilla. En una bolsa hermética grande, revuelve las alitas con el polvo para hornear y 1 cucharadita de sal, mezcla hasta que estén bien recubiertas, en seguida organizar las alitas sobre la parrilla. Refrigéralas sin tapar, durante la noche o por 18 horas.
2. Precalienta el horno a 230°C y coloca la parrilla con las alitas en el horno en la posición media-alta. Hornea durante 20 minutos, en seguida, da la vuelta a las alitas y sigue horneando hasta que estén cocidas y crujientes, unos 20 minutos más.
3. Mientras tanto, en una cacerola a fuego medio, combina las fresas, el vinagre, el ajo, el jengibre y el azúcar, cocina hasta que se ablanden las fresas y suelten sus jugos, unos 10 minutos. Con una cuchara de madera haz puré las fresas, revuelve con el Chipotle Adobado San Marcos, la cucharada de adobo, cebolla en polvo y la pimienta. Sazona con sal. Reduce el fuego a bajo y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que la salsa esté espesa lo suficiente como para cubrir una cuchara, unos 5 minutos. Si la salsa se vuelve demasiado espesa, agrega un poco de agua o caldo de pollo para volver a la consistencia deseada. Si quedan trozos de fresa, licúa la salsa hasta que quede suave. Reserva.
4. En una licuadora o procesador de alimentos, combina el aguacate, crema, queso azul, jugo de limón y la leche. Sazona con sal (prueba antes, ya que el queso es salado). Mezcla bien y viértelo en un tazón, reserva.
5. Coloca las alitas horneadas en un bowl grande y mezcla con la salsa de fresa y Chipotle San Marcos hasta que estén cubiertas uniformemente. Pásalas a un plato y espolvorea con semillas de amapola. Adorna con cilantro y sirve con el dip de queso y aguacate.