Nachos con pollo y rodajas de jalapeño

El muslo de pollo es más rico en vitaminas A, B1 y B2 que la pechuga.
30 min 4 porciones

Ingredientes:

· 1 pechuga de pollo cortada en cubos pequeños
· Nachos
· Guacamole
· Salsa
· Cebolla verde rebanada
· Jalapeños en rodajas San Marcos

Para la marinada:

· 2 cucharadas de tequila
· Jugo de un limón
· 2 dientes de ajo picados
· pizca de ralladura de limón
· Una pizca de chile chipotle San Marcos molido
· 1 cucharada de cilantro fresco picado
· ¼ de aceite de oliva
· ¼ de cucharadita de sal de mar
· ⅛ cucharadita de pimienta negra

Para la salsa de queso:

· ½ kilo de queso oaxaca, deshebrado
· ½ kilo de queso manchego, rallado
· ½ litro de leche, y más si es necesario

Preparación:

1. En un tazón grande, mezcle los ingredientes de la marinada. Agrega el pollo (crudo) y revuelve para cubrir. Refrigera de 2 a 4 horas. Una vez que el pollo esté marinado, precalienta un sartén. Cocina el pollo hasta que esté listo. Esto sólo tomará 10 minutos a una temperatura alta.
2. Para hacer la salsa de queso fundido, mezcla los quesos y un poco de leche en una cacerola a fuego medio. Poco a poco agrega más leche hasta que logres el espesor que deseas. Si el queso es demasiado fibroso, añade un chorrito de cerveza, vino blanco o vinagre blanco a la mezcla. Esto evitará que el queso se vuelva demasiado viscoso.
3. Coloca los nachos en un plato o bandeja. De preferencia redondo y alto.
4. Cubre con el pollo, salsa de queso, jalapeños San Marcos y cebolla picada. Adorna con tus condimentos favoritos, como salsa, guacamole o crema.